Senador Moreira lamentó intención del Municipio de Frutillar de frenar la construcción del jardín infantil Blanca Nieves.

Se estudia retroceder en el comodato del terreno a la Fundación Integra y emplazar en el lugar un nuevo centro consistorial para la ciudad lacustre.

Preocupado se mostró el legislador por la zona, luego de conocerse la intención de la casa edilicia de no perseverar en la edificación de un jardín infantil que se ubicaría a un costado de la biblioteca municipal.

El proyecto para construir el jardín Infantil “Blanca Nieves” por parte de la Fundación Integra se encuentra ad-portas de su licitación, contando con todos los estudios y el financiamiento para su construcción, sin embargo, las intenciones de la casa edilicia son ocupar los terrenos para utilizarlos en un nuevo edificio consistorial para Frutillar.

El Senador Iván Moreira catalogó como una zancadilla la intención de algunas autoridades comunales de frenar este proyecto, asegurando que ello perjudica a 170 niños que esperan por la pronta construcción de un nuevo centro educativo. “Me parece inconcebible e inaceptable que, para algunos concejales de izquierda, que creen que siguen siendo alcalde, no sea una prioridad o no estén en primer lugar los niños, porque lo que ha hecho el municipio de Frutillar es verdaderamente una zancadilla a un proyecto que está licitado, con una inversión de mil 500 millones de pesos para construir un jardín infantil para los niños de Frutillar.

Más de 170 niños, por un capricho de estas autoridades, no tendrán un jardín infantil nuevo. No entiendo este cambio de actitud, no entiendo que hay detrás de esta zancadilla en contra de la construcción de un jardín para los niños de Frutillar.

No hay excusa ni explicación, porque las explicaciones solo enredan este caso. ¿Será que hay una preocupación por el terreno? ¿Para que quieren usar este terreno que ya había sido cedido? Son preguntas que tenemos que esclarecer para saber que hay detrás de esta petición del municipio de echar atrás una obra maravillosa como un jardín infantil.

Espero que las autoridades que hoy se oponen a esta obra puedan reflexionar”. Una eventual determinación del municipio de retroceder en la entrega de los terrenos obligaría a buscar otro sitio para construir el jardín, lo que implica la realización de nuevos estudios, iniciar nuevamente toda la tramitación y un retraso de al menos dos años iniciar los trabajos construir el anhelado establecimiento educacional. Durante la jornada de ayer se realizaría una sesión extraordinaria del concejo municipal en la que se analizaría esto, sin embargo, esta no se realizó por falta de quorum.

Fuente: Emergencias y noticias al minuto